sábado, 24 de marzo de 2012

Tuberculosis: una enfermedad aún muy frecuente


La Tuberculosis segunda causa de muerte por enfermedad infecciosa en América






Es una infección bacteriana contagiosa que compromete los pulmones, pero puede propagarse a otros órganos.



La tuberculosis se transmite por vía aérea, a través de la tos, del estornudo o al hablar; afecta sobre todo a los pulmones, aunque puede causar lesiones en cualquier órgano o tejido.


 Los síntomas más frecuentes son: tos con expectoración, a veces con sangre en el esputo, fiebre, sudoración nocturna, falta de apetito y pérdida de peso.


La tuberculosis (TB) Pulmonar es causada por la bacteria llamada Mycobacterium tuberculosis (M. tuberculosis)  solamente se contagia a partir de las personas enfermas, pero cada enfermo de tuberculosis activa puede llegar a infectar entre 10 y 15 personas, si no recibe tratamiento.


 Por esta razón, la sociedad debe tomar conciencia de la importancia de la prevención y la detección precoz de esta enfermedad, que continúa siendo una de las causas más importantes de mortalidad en el mundo.


La enfermedad afecta especialmente a personas que viven en condiciones de pobreza-malnutrición-hacinamiento, y se asocia con frecuencia a otras enfermedades crónicas e inmunodeficiencias como por ejemplo la causada por el virus del VIH. Además, en los seropositivos el riesgo de desarrollar enfermedad tuberculosa se incrementa unas 34 veces.


La mayoría de los casos en las Américas se dan en Haití, Surinam, Bolivia, Guyana y Perú (entre 106 y 230 por cada 100.000 personas en 2010), mientras que Brasil tiene el mayor número absoluto de casos (85.000 en 2010). Por su parte, Canadá, Cuba y Estados Unidos tienen tasas más bajas con menos de 10 por cada 100.000 personas.


La mayoría de las personas que presentan síntomas de una infección de tuberculosis resultaron primero infectadas en el pasado. Sin embargo, en algunos casos, la enfermedad puede reactivarse en cuestión de semanas después de la infección primaria.
Las siguientes personas están en mayor riesgo de tuberculosis activa:
  • Los ancianos
  • Los bebés
  • Las personas con sistemas inmunitarios debilitados, por ejemplo, debido a SIDA, quimioterapia, diabetes o ciertos medicamentos
El riesgo de contraer tuberculosis aumenta si uno:
  • Está en contacto frecuente con personas que padecen la enfermedad.
  • Padece desnutrición.
  • Vive en condiciones de vida insalubres o de hacinamiento.
Los siguientes factores pueden incrementar la tasa de infección tuberculosa en una población:
  • Aumento de las infecciones por VIH
  • Aumento del número de personas sin hogar (ambiente de pobreza y mala nutrición)
  • Aparición de cepas de tuberculosis farmacorresistentes 

Síntomas

La fase primaria de la tuberculosis normalmente no causa síntomas. Cuando los síntomas de tuberculosis pulmonar se presentan, pueden abarcar:
  • Tos (algunas veces con expectoración de moco)
  • Expectoración con sangre
  • Sudoración excesiva, especialmente en la noche
  • Fatiga
  • Fiebre
  • Pérdida involuntaria de peso
Otros síntomas que pueden ocurrir con esta enfermedad:
  • Dificultad respiratoria
  • Dolor torácico
  • Sibilancias   (Las sibilancias corresponden a un sonido silbante y chillón durante la respiración que ocurre cuando el aire fluye a través de las vías respiratorias estrechas) 

El tratamiento oportuno es sumamente importante para controlar la propagación de la tuberculosis desde aquellos que tengan la enfermedad de tuberculosis activa hacia aquellos que nunca han estado infectados con esta enfermedad.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada